Ayuda para que dueños refinancien

Los prestatarios cuyas hipotecas valen más que sus propiedades tendrán otro año para aprovechar un poco usado programa de refinanciamiento que tiene por fin evitar los embargos mediante con tasas de interés fijas o más bajas.

El gobierno federal anunció esta semana que el Home Affordable Refinance Program se mantendrá hasta junio de 2011 después de asistir a a 190,180 propietarios en el año transcurrido desde que comenzó a funcionar. Originalmente fue proyectado para beneficiar a 5 millones de prestatarios, el programa debía terminar en junio.

"Creo que hay miles de personas que cumplen los requisitos del programa pero que no conocen sus beneficios'', dijo Skip McDonough, corredor de Family Mortage en Jupiter. ‘‘Hay mucha gente que no comprende su complejidad y simplemente no hacen nada''.

La Florida parece un mercado ideal para el programa porque el 48 por ciento de los propietarios debían más de lo que valían sus propiedades a fines de diciembre, según los analistas de First American CoreLogic.

Pero el programa federal pone un tope en la plusvalía negativa: los que deben un máximo de 25 por ciento más en su hipoteca que el valor de mercado de la propiedad. Por ejemplo, si su casa vale $200,000 y debe $250,00 usted cumple los requisitos.

Como en la Florida hubo un enorme aumento de precios de la propiedad durante la burbuja inmobiliaria, seguida de una caída de precios igualmente significativa, muchas personas deben mucho más de lo que establece el límite.

"No tengo un solo cliente que haya podido refinanciar con este programa'', dijo Marlyn Wiener, abogada de bienes raíces de Boca Raton. "La mayoría de mis clientes debe más del 25 por ciento. Como muestran las cifras, el programa ha tenido un éxito limitado''.

Un reporte de CoreLogic publicado el mes pasado indicó que alrededor del 10.5 por ciento de los préstamos a nivel nacional son de propiedades con una plusvalía negativa de 25 por ciento o más. En la Florida es de casi 30 por ciento. Para cumplir los requisitos del programa, el préstamo tiene que ser propiedad o estar garantizado por las firmas hipotecarias Fannie Mae y Freddie Mac, que ofrecerán excepciones a los requerimientos de seguro hipotecario normalmente impuestos a préstamos donde se debe más del 80 por ciento del valor de la propiedad.

Por KIMBERLY MILLER
Palm Beach Post